miércoles, diciembre 29, 2010

BCS Libre De Mineria Toxica!!_0002.wmv

S.O.S. Humano 5mil personas


* Somos el Estado con las reservas más escasas de agua en el país, consideramos un crimen que el poco recurso acuífero se utilice para cubrir las enormes cantidades que requiere la minería (y que además la contamina), recordando que un hábitat tan delicado como del Golfo de California no soportaría la instalación de plantas desaladoras que cubran dicha demanda.

* El uso de químicos letales como cianuro y arsénico, detonaciones incesantes y depósito de desechos tóxicos (presas de jales) son muy riesgosos durante y después de la operación de las mina. Un accidente, filtraciones hacia los mantos acuíferos o un evento natural tendrían repercusiones irreversibles para ecosistemas relevantes como la Biósfera Internacional Sierra de la Laguna, el Desierto del Vizcaíno, y por supuesto el Golfo de California, así como en nuestra salud.



ALCEMOS LA VOZ. NO PERMITAMOS EL ABUSO.
DIGAMOS NO A LA MINERÍA TÓXICA.

Únete a este llamado el próximo domingo 16 de enero, en la Playa del Tule, 9am. Necesitamos 5mil personas, necesitamos gritar fuerte para ser escuchados.

Asiste con tu familia y amigos. Juntos lograremos tener una Baja California Sur libre de minería tóxica.

Minería a cielo abierto

Minería a cielo abierto
Por Rosaura Barahona



En la red hay un video que resulta tan interesante como doloroso sobre el mismo asunto en www.bajasurenpeligro.com/video.

La península de Baja California siempre ha sido muy atractiva para diversas compañías extranjeras que ven en su muy especial geografía una serie de oportunidades para explorar y explotar nuevas posibilidades de desarrollo.

Hacia la mitad del siglo 20, Quintana Roo y Baja California eran territorios conocidos por quienes nacían ahí y por extranjeros que disfrutaban la belleza de esos espacios entonces alejados de la llamada civilización.

Mientras yo estudiaba en el Tec, Miguel, un amigo de Quintana Roo, fue el primero en hablarme de la belleza insólita de la región, del color de sus aguas marinas y de las ruinas cercanas y sin explorar que había en la Península. Y siempre añadía: "Lástima que algún día llegarán los hoteles y destruirán la riqueza natural para construir edificios idénticos a los de cualquier playa creada para el turismo, en cualquier parte del mundo".

Miguel no se equivocó y hoy esa zona rebosa de hoteles cuyo precio incluyó dañar, en algunos casos, y arrasar, en otros, la flora y la fauna para convertir el sitio en un lugar turístico.

¿Que se han generado muchos empleos? Tantos como transas. Y aunque ésa sea la historia de gran parte de este País, no debemos resignarnos a que las compañías extranjeras o nacionales sigan destruyendo lo que se atraviesa en su camino con tal de lograr sus fines económicos.

En BCS hay dos proyectos de empresas canadienses: San Antonio, de Pediment Gold, y Concordia, de Vista Gold. Ambas buscan instalar yacimientos a cielo abierto lo cual, de acuerdo al video antes señalado, provoca daños irreversibles a esa región y sus habitantes.

Las minas llamadas "a cielo abierto" están en la superficie de la tierra y los químicos usados en la búsqueda del oro contaminan todo a su alrededor, dañan a los animales racionales e irracionales y envenenan el agua.

El proyecto de La Concordia busca explotar la Sierra de la Laguna, decretada en 1994, por la UNESCO, como una de las 41 reservas de biósfera que hay en México. La Sierra representa la principal área de recarga de los mantos acuíferos de donde sale el agua dulce que se consume en La Paz y en Los Cabos.

La Sierra tiene ecosistemas únicos en el mundo. La Semarnat la considera una isla de vegetación en un medio árido, como es el característico de Baja California Sur.

La experiencia acumulada por los ciudadanos de diferentes zonas del País, preocupados por cuestiones ambientales, es más bien amarga. Cuando surge algún proyecto que dañará de manera radical una zona protegida, se presentan pruebas a las autoridades, se hacen manifestaciones abiertas en contra, se envían firmas y se invita a las autoridades a dialogar, pero rara vez funciona. Se imponen los intereses fuertes de unos cuantos y los moches, también fuertes, de quienes fingen la demencia necesaria para que el proyecto se haga a como dé lugar.

En el caso de BCS resulta que el Congreso aprobó el pasado 9 de noviembre la "Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente", pero ¿qué cree usted? ¡Se olvidaron de enviarla al Ejecutivo para que la promulgara!

El artículo 70 de dicha Ley prohíbe la operación de minas a cielo abierto, peeeeeeero cuando el sector minero se enteró de eso, protestó, la ley fue "frenada en seco", según nos dice Haydee Ramírez en su nota, y ahora se está tratando de modificarla para permitir las inversiones que envenenarán la zona y espantarán al turismo.

Hay diputados que buscan someterla a revisión para beneficiar los proyectos; otros exigen al Ejecutivo que la promulgue, dado que ya fue aprobada.

Las empresas canadienses argumentan que crearán fuentes de trabajo. Los ambientalistas las desmienten: el trabajo más importante lo realizan máquinas y ahí no hay especialistas para manejarlas.

La sociedad civil de BCS ha creado un frente común que debe fortalecerse para defender su tierra, sus derechos, su vida y la de sus hijos। El progreso debe estar en función del ser humano, no de los intereses de unos cuantos.
http://vlex.com.mx/vid/rosaura-barahona-mineria-cielo-abierto-233283343

En Baja California Sur No!

En Baja California Sur  No!
a La Minería a cielo Abierto.
Se ha producido un error en este gadget.